El poder de la mente positiva y negativa

    Poderosa y fuerte es la mente, ella nos hace y nos deshace en la medida de nuestros pensamientos, de ahí que radicalmente somos lo que pensamos.
    Para nuestro beneficio contamos con la capacidad de dirigir nuestros pensamientos con dos opciones: 
    a)Mente positiva.
    b)Mente negativa.


    Ahora bien, la Mente Positiva es aquella de donde emanan pensamientos saludables, pensamientos armoniosos, pensamientos generosos, alegres, amables y felices.
    Pensamientos conciliadores y de amplia visión. Pensamientos soñadores e ilustrativos con imágenes reconfortantes.
    Pensamientos culturales, con diseños de historias embellecidas con ricos conocimientos.
    Pensamientos amorosos, capaces de transmitir los mejores sentimientos dispuestos a crear relaciones sanas y dignas, que llevarán a cabo una existencia pasiva y altamente productiva dentro del ámbito familiar y social. 
    En síntesis, los Pensamientos Positivos conducen a una vida libre de contaminantes mentales.


    Por otro lado tenemos a la Mente Negativa, que es aquella que poco a poco o de forma radical destruye al ser humano en su espacio personal, y a todos aquellos que a su paso se encuentran siendo perjudicados sin deberla ni temerla.
    En estas mentes aparecen de la nada, todos los pensamientos saturados de sugestiones innecesarias, el pesimismo absurdo, el destructivo rencor salpicado de amargura, el nocivo odio lleno de maldad, la tristeza debilitante de energía, la depresión que consume, el aislamiento que desintegra la convivencia, los celos infundados que consumen las relaciones amorosas, el deseo de venganza que termina en tragedia y todo aquel pensamiento obsesivo y enfermizo que aniquila al ser humano con riesgo a generar daño psicológico candidato a la locura.
    Di NO a los Pensamientos Negativos, trabaja tu mente con pensamientos libres de perversidad, vitaminalos con dosis de Ideas saludables y conciliadoras, amables y satisfactorias, para que esa jaula que vive en tu mente, albergue paz, solidaridad, alegría y bienestar a todos los hombres, mujeres y niños de la tierra donde eres y habitas, que es tu casa y hogar que merece un número infinito de dicha, placer y bienestar …

    Julieta Hernández Jauregui. 

    Escritora y consejera.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *