El echizo del amor

    Una vez que hayas descubierto ese gusto chispeante por esa personita que revolotea en tu mente, y de paso en paso se acomoda muy dentro de tu corazón, has entrado a la bellísima y transformadora etapa del enamoramiento.


    Cuida ese hechizo que ha hecho en ti maravillas y te ha transformado de pies a cabeza de tal manera, que lo gris se ha teñido de rosa, lo amargo tiene dulce sabor, tu día nublado se ha bañado de luz y en tu ánimo hay millones de sonrisas que él y la autora de todo ello, se han encargado de realizar una vida mágicamente diferente, con la que durante muchas noches soñaste y por miles de días diseñaste.


    Si has llegado a ese incomparable momento, es tiempo de cuidar con esmero el enorme tesoro del amor que en ti ha brotado para dar y corresponder al mil por uno, porque amar es de dos, latiendo en dos corazones que se han vuelto UNO.


    Nunca te canses de dar con sutil embeleso ese amor que llevas presente, que de ti depende hacerlo durar hasta que tu piel no tenga brillo, tus cabellos se tiñen de gris, tu caminar sea más lento, y tus ganas de vivir sigan permaneciendo vivas sin dejar de decirle TE AMO… 

    Julieta Hernández Jauregui 

    Escritora y consejera

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *