Un beso diario mantiene la llama del amor

    Con el paso de la prisa y la rutina diaria, no nos percatamos de cuánto se nos van olvidando los buenos detalles que nos acercan bellamente a los seres que amamos, y con quienes vivimos, y hemos establecido el rol de ser parejas dispuestas a compartir nuestra vida en buenas y malas.


    Venga como venga la corriente de la vida decidimos juntos desafiar los retos y las adversidades, así como las buenas rachas tan llenas de los magníficos momentos que nos ofrece el momento.


    Pero de pronto, algo sucede que nos invita a pensar que estamos incurriendo en olvidos carentes de afecto, cariño y amor sin respeto ni consideración alguna.


    Pasa entonces que la pareja ha caído en el abismo de la frialdad demostrativa del mínimo contacto físico.


    Ya no hay caricias, ni ternura, no hay besos ni abrazos, haciendo que la relación íntima, si la hay, sea altamente empobrecida de esa maravillosa expresión actuada que propicia un encuentro agradable y satisfactorio.


    Cuidado con esas omisiones que ofrecen todo tipo de dudas, celos y desconfianza, hacia uno de los dos o los dos, que fueron enamorados y jurados dentro del hallazgo venturoso del amor.  


    Nadie que se identifica como amante convencido debe pasar por alto, esos besos y caricias que abrazados manifiestan renovar día con día, que ahí sigue existiendo amor.


    No provoquen sospechas innecesarias si tan solo al despedirse o al llegar a casa, se sigue la mágica costumbre del beso, el esplendoroso beso, que abre el camino de la certidumbre entre uno y otro enamorado, sea cual sea la edad y el tiempo de unión en pareja, con el vínculo del matrimonio o sin él .
    Se necesitan dos para amar y uno solo para desconfiar. Preocúpate de no ser tú quien inicie un conflicto innecesario.

    “Fueron tus besos los que me dieron la chispa mágica de tu amor”…

    Julieta Hernandez Jauregui

    Escritora y columnista

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *