Perdonar una infidelidad

    Compleja pregunta es esta acerca de la infidelidad.


    Tomemos en cuenta que en un buen número de parejas, la infidelidad es tomada con cierta indiferencia aplicando el típico “me vale”.

    En tanto que para el mayor porcentaje, es un conflicto dramático donde inmerso se encuentra el dolor y la tristeza ante semejante falta de respeto.
    Nadie que no haya vivido un suceso de esta naturaleza, podrá saber que sensación de vacío, impotencia, rabia, desesperación, e incredulidad se percibe, entonces la negación aparece asegurando que eso no es posible que esté sucediendo.

    Corazones rotos


    Más la realidad asoma de manera imperativa, él o ella han fallado a la promesa de ser fiel .


    ¿ Hasta qué punto se está dispuesto a perdonar algo tan delicado ? 
    ¿ Hasta dónde se pudo llegar pensando que nunca sería descubierto ? 


    Es de pensar muy a fondo cómo conceder un perdón, considerando el hecho absolutamente vergonzoso, y deshonestamente inmerecido.


    Por amor te perdono, o por desamor te condeno a mi total indiferencia, ocasionándome un rencor enfermizo de por vida.


    Qué hacer es la pregunta continua.
    ¿ Cómo vivir sin él o sin ella sí ha sido el amor de mi vida ? 


    Terrible dilema es este que sólo el o la afectada, deben de sopesar para continuar viviendo juntos o definitivamente separados.
    Nadie más que tú con tu pena debe saber qué hacer.

    Existen profesionales muy doctos en la materia, consejeros y orientadores que te darán su punto de vista y consejo, pero sólo tú tienes la decisión en tus manos, en tu pensar y sentir desde el fondo de tu alma y pasando por el corazón …


    Amor o estupidez. Qué hacer es la cuestión que define entre dos, perdonar por amor sin volver a cuestionar, o sentenciar con el olvido y por rencor a quien no deseas volver a ver .
    “Yo te prometo serte fiel hasta la muerte,” se dijeron una vez en un altar y frente a un juez …

    Julieta Hernández Jáuregui

    Escritora y columnista.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *